CATARATACLÍNICA DR. J. TORREIRO

La catarata es la opacificación total o parcial del cristalino, que reduce progresivamente la visión. La catarata está normalmente asociada a la edad, aunque puede ser congénita (desde el nacimiento) o producirse por un traumatismo.

Habitualmente la pérdida de transparencia del cristalino ocurre de manera progresiva y lenta. Una catarata puede ser la causa de que una imagen nítida se vuelva borrosa, los colores se aprecien más apagados, o que disminuya la visión nocturna, o notar que con las gafas ya no se ve “tan bien” como antes.

En ocasiones, aparece una miopía, que mejora la visión de cerca y disminuye la visión lejana. Notará que le cambian las gafas con gran frecuencia y la visión es cada vez peor. Debe saber que la catarata siempre avanza, y no hay medicación, dieta o ejercicio que puedan prevenir o retrasar su aparición.

SÍNTOMASDE LAS CATARATAS

  • Me coloco muy cerca de la televisión y no la veo bien.
  • No puedo seguir el recorrido de la pelota en los deportes.
  • No veo bien el número del autobús.
  • En la calle no distingo la cara de la gente hasta que la tengo cerca.
  • No veo bien para cocinar.
  • No veo bien las letras en la pantalla del ordenador o en el teletexto.
  • Me cuesta leer la letra pequeña a pesar de las gafas.
  • Los reflejos me dificultan la conducción nocturna.
  • Me molesta mucho el sol.

CAUSASDE LAS CATARATAS

La causa más frecuente es la edad, por envejecimiento del cristalino. Su incidencia es del 50% entre los 65 y 75 años, y por encima del 75% en mayores de 75 años. Se podría decir que todos tendremos cataratas si llegamos a vivir lo suficiente, es sólo cuestión de cumplir años.

También puede aparecer en personas más jóvenes cuando padecen miopía, glaucoma, diabetes, tratamientos prolongados con corticoides, tras un traumatismo ocular, una descarga eléctrica y, en ocasiones, sin causa aparente.

CUANDO OPERARSEDE LAS CATARATAS

Cuanto antes se opere, la intervención será más segura, más fácil y la recuperación visual más rápida.

Si espera para operarse, sólo conseguirá estar más tiempo sin ver bien y conseguirá que la intervención sea más difícil y peligrosa, ya que la catarata al avanzar se hace más dura haciendo más difícil su extracción y más lenta la recuperación visual tras la operación.

OPERACIÓNDE CATARATAS

Las cataratas no pueden tratarse con medicamentos o colirios. Tampoco existe un láser seguro y eficaz para el tratamiento de las cataratas. La cirugía es, en la actualidad, el único tratamiento posible.

Durante la operación vaciamos el contenido del cristalino, conservando su cápsula (saco), dentro de la cual implantamos una lente intraocular.

La intervención de cataratas es una de las operaciones más frecuentes y más seguras que se realizan a diario. En todo el mundo se operan más de 15 millones de ojos al año. La tecnología y las técnicas quirúrgicas actuales han hecho la operación todavía más segura y más rápida la recuperación de la visión en el postoperatorio.

En la mayoría de los casos, la anestesia necesaria se reduce a unas gotas de colirio anestésico. Sólo en casos que sospechamos dificultades quirúrgicas, posibles complicaciones o falta de colaboración del paciente, empleamos inyección local de anestésicos. Para visualizar el cristalino nos ayudamos de un microscopio quirúrgico; para extraer el contenido del cristalino, normalmente, utilizamos un facoemulsificador que pulveriza el núcleo del cristalino utilizando ultrasonidos y agua, el cual introducimos en el ojo a través de una incisión de unos 2mm, por la que luego introduciremos la lente intraocular que sustituirá al cristalino. Este tamaño tan pequeño de la incisión reduce la necesidad de dar puntos y el astigmatismo postoperatorio.

Tras la cirugía, en la mayoría de los casos, el paciente se irá a su casa con el ojo destapado y viendo cada vez mejor, aunque en las primeras horas la visión puede ser inestable. Tendrá que instilarse gotas cada cierto tiempo, y recibirá instrucciones sobre el reposo relativo que deberá guardar, o frotarse el ojo operado y hábitos higiénicos. Será revisado en la consulta al día siguiente, y cuando todo el proceso esté estable se le recetará la gafa adecuada para alcanzar una mejor visión, cuando sea necesario.

Las ventajas de operar las cataratas con anestesia tópica (gotas) y con una incisión tan pequeña son:
- Rapidez quirúrgica, el tiempo en quirófano no suele exceder los 20 minutos.
- Ausencia de dolor, inyecciones, puntos y oclusión del ojo.
- Rápida recuperación visual tras la operación.
- Procedimiento ambulatorio, no es precisa la hospitalización ni antes ni después de la cirugía.


Las diversas lentes intraoculares de las que disponemos nos permitirán corregir la visión lejana, el astigmatismo e incluso la visión a todas las distancias (lentes multifocales), las características de cada paciente y sus requerimientos visuales harán un tipo de lente más recomendable que otro, según el caso.